Si pensamos viajar a la Patagonia debemos tener en cuenta que es una región enorme y apartada, con población reducida y dispersa. Tenga en cuenta estos consejos antes de aventurarse por tierras australes.

Vías de acceso

Si piensa viajar en coche, considere que no todas las vías de acceso van a estar en buenas condiciones. Lo recomendable es ir en vehículo todo terreno (4×4) para poder sortear los obstáculos que se nos presenten en el camino. También, de ser posible, lleve un depósito extra de combustible en su coche, ya que las estaciones de gasolina pueden escasear en las carreteras.

Efectivo

En muchas zonas escasean los cajeros automáticos o los puntos de pago con tarjetas bancarias. Si se va a aventurar por terrenos recónditos, asegúrese de llevar suficiente dinero en efectivo.

Telecomunicaciones

No espere que en toda la región haya buena señal inalámbrica. Al adentrarse en la Patagonia, muchos viajeros optan por llevar un teléfono satelital. Si adquiere uno de estos aparatos, asegúrese de aprender a usarlo correctamente, ya que no funcionan igual que los teléfonos móviles convencionales.

Fauna

Si en su viaje a la Patagonia tiene la ilusión de ver alguna especie de fauna en particular, asegúrese de que la época del año en que vaya le permita lograr ese objetivo. Por ejemplo, en la costa atlántica no podrá ver ballenas en los meses de verano (diciembre a febrero), pero sí habrán lobos marinos. Existen “calendarios de fauna” que son de gran ayuda para este propósito.

Reservaciones

Para evitar inconvenientes, siempre busque reservar con antelación en los hoteles, posadas o albergues. Muchos sitios de hospedaje son pequeños y no disponen de muchas habitaciones, sobretodo en temporada alta.

Comida

Asimismo, si va a viajar a zonas apartadas, es buena idea llevar alimentos no perecederos, ya que los supermercados pueden estar alejados.