A lo largo y ancho de la Patagonia argentina podemos encontrar muchos pueblos de ensueño, alejados del bullicio de las grandes ciudades, que ofrecen al propio y al visitante mucha paz, tranquilidad y amabilidad. San Martín de los Andes es, sin lugar a dudas, uno de los preferidos por todos.

Con una población cercana a las 28.000 personas, está ubicado al suroeste de Neuquén, al norte de Bariloche, en el extremo oriental del límpido lago Lácar. Como su nombre lo indica, esta localidad está enclavada en la cordillera andina.

San Martín presenta una arquitectura pintoresca y particular, adecuada a su clima de montaña. Las edificaciones, que por ley no pueden superar los 18 metros de altura, son de piedra, ladrillo y madera, mayormente con techos a dos aguas, como protección contra las nevadas.

Este pueblo es el núcleo turístico de mayor importancia que tiene la provincia de Neuquén, por lo que es comprensible que sus habitantes vivan mayoritariamente del turismo y de los ingresos que éste deja en el comercio local.

En los alrededores del pueblo se encuentran los centros de deportes invernales Cerro Chapelco y Lago Hermoso, donde se puede practicar esquí. En los lagos se practica la pesca deportiva, y en los hermosos bosques cordilleranos existe una multitud de rutas bien acondicionadas para la bicicleta de montaña, las cabalgatas, el senderismo y el trekking.

En la región también se practica la caza deportiva de ciervos, siempre siguiendo con las normativas aplicables.

Además, la zona forma parte del espectacular Parque Nacional Lanín, de más de 412.000 hectáreas, que cuenta con centros de acampada, ríos cristalinos en los que se pueden practicar varias especialidades deportivas, y paisajes montañosos que quitan el aliento.

San Martín de los Andes es el destino perfecto para disfrutar de unas vacaciones tranquilas y felices con su familia.