Temperaturas bajo cero hacen estragos en la Patagonia

Tanto los habitantes como quienes visitan la Patagonia saben que esta región suele presentar temperaturas templadas o frías, pero las que se han registrado durante esta temporada invernal de 2018 han dejado atónitos a muchos.

Este año las bajas temperaturas están castigando más de lo esperado a los habitantes de la región, particularmente al oeste de la provincia de Chubut. En la ciudad de Esquel, por ejemplo, se llegó a registrar una sensación térmica de 21 grados bajo cero, por lo que sus pobladores han agotado casi totalmente las provisiones de leña para calefacción. Debido a esta ola de frío, el río Chubut se congeló, al igual que varios lagos y lagunas. Lo mismo sucedió en otras localidades de la provincia, como Río Senguer y Trelew. El congelamiento de los lagos y cursos de agua era tan extremo, que permitía que los transeúntes los cruzaran a pie.

Los servicios de meteorología esperan que esta inusual ola de frío se mantenga por al menos una semana más. Paulatinamente la temperatura volverá a subir, hasta permanecer estacionada en torno a los 8 grados centígrados.

Las temperaturas extremadamente bajas representan un peligro para las cañerías y para el tránsito, por lo que se han debido tomar acciones al respecto en toda la región de la Patagonia.

Por contrapartida, la ola de frío ha representado una gran oportunidad para los amantes de los deportes invernales, como el esquí o el snowboarding. La estación de Montaña La Hoya cuenta desde ya con una gran cantidad de nieve para los amantes de estos deportes.

En todas las provincias de la Patagonia hay centros turísticos de interés, ya sea por la posibilidad de practicar esquí, senderismo, cabalgatas o pesca, o bien por la posibilidad de avistar fauna de la zona como ballenas, pingüinos, lobos y elefantes marinos.

Leave a Reply